Las compras en línea (Tienda online), son una forma de comercio electrónico que permite a los consumidores comprar directamente bienes o servicios de un vendedor a través de Internet mediante un navegador web. Los consumidores encuentran un producto de interés visitando directamente el sitio web del minorista o buscando entre proveedores alternativos utilizando un motor de búsqueda de compras, que muestra la disponibilidad y el precio del mismo producto en diferentes minoristas electrónicos. A partir de 2016, los clientes pueden comprar en línea usando una variedad de computadoras y dispositivos diferentes, que incluyen computadoras de escritorio, computadoras portátiles, tabletas y teléfonos inteligentes.

Ventajas de tener una Tienda Online

Una tienda en línea evoca la analogía física de la compra de productos o servicios en un minorista o centro comercial habitual de “ladrillos y mortero”; el proceso se llama compras en línea de empresa a consumidor (B2C). Cuando se configura una tienda en línea para permitir que las empresas compren a otras empresas, el proceso se denomina compras en línea de empresa a empresa (B2B). Una tienda en línea típica permite al cliente explorar la gama de productos y servicios de la empresa, ver fotos o imágenes de los productos, junto con información sobre las especificaciones, características y precios del producto.

Las tiendas en línea generalmente permiten que los compradores usen funciones de “búsqueda” para encontrar modelos, marcas o artículos específicos. Los clientes en línea deben tener acceso a Internet y un método de pago válido para completar una transacción, como una tarjeta de crédito, una tarjeta de débito habilitada para Internet o un servicio como PayPal. Para productos físicos (por ejemplo, libros de bolsillo o ropa), la tienda online envía los productos al cliente; para productos digitales, como archivos de audio digital de canciones o software, la tienda online normalmente envía el archivo al cliente a través de Internet.